Las reglas de la verdad


Capítulo 1

Me da vueltas todo y no puedo levantarme. Abro los ojos. Todo está oscuro. El dolor me sorprende cuando trato de moverme. «Algo no va bien, algo no va bien»­ —Me repito nerviosa. Pruebo primero con los dedos de mi mano derecha y no duelen. Seguidamente lo hago con la izquierda y pasa lo mismo. «Vamos bien» –murmuro.

En el suelo, parece que hay un libro y cristales. Es lo que percibo cuando palpo con mis manos alrededor. Lejos de mí, escucho el timbre de un móvil. “Parece el mío” –Hablo bajo y con voz ronca. Presto atención al sonido y me doy cuenta de que está muy cerca. Me pongo nerviosa. En ese instante deja de sonar. «¡Dios mío! Y ¿Ahora qué? Ojalá vuelva a sonar».

Sigo inmóvil en el suelo. Hago todo lo posible para ponerme en pie, pero algo me lo impide. «¿Dónde estoy? ¿Estaré sola? ¿Habrá más gente?» Contengo la respiración unos segundos. «No escucho a nadie. ¡Definitivamente estoy sola!»

Vuelvo a escuchar el tono del móvil. ¡Oh, sí! Mi canción favorita. Me relaja. Me doy cuenta de que la estoy tatareando. De repente, un escalofrío recorre mi cuerpo. «“Me duele, me duele mucho». ¡Me va a estallar la cabeza!

El miedo se ha apoderado de mí. Aun así, tengo que moverme. Cierro los ojos tan fuerte que siento el dolor en ellos, pero no quiero abrirlos. «Venga ábrelos, no tengas miedo. Verás cómo es todo un sueño» –Me repito. Con suma cautela lo hago. «Mierda» Estoy en el mismo lugar. «Pero qué idiota eres. Nunca aprenderás. ¿Quieres hacer algo en vez de lamentarte como siempre haces?»

Hago caso a la voz. Temblorosa intento mover mi cuerpo, pero no responde. «Venga no decaigas, lo conseguirás».

—¿Quieres dejar de hablarme? Me estás poniendo nerviosa. —Alzo la voz.

 

Descarga el primer capítulo y descubre el misterio

small_c_popup.png

En breve estará disponible

Descarga el primer capítulo

Únete al boletín

Recibirás un email por semana

Con las cosas de Gilda