Sala Nº3 «Desenlace»

Introducción: se dice que todo lo que empieza tiene que acabar ¿verdad? Pues hoy es el momento de mostraros el desenlace elegido de los comentados durante la semana y el mío propio.

Me ha encantado leer todas y cada una de vuestras propuestas, las cuales, todas encajan a la perfección. Sin embargo, como os había comunicado la semana pasada, «solo» puedo elegir uno. Hacer de jurado es muy difícil, os lo puedo asegurar, pero desgraciadamente tengo que elegir uno.

Final ganador es para: Arancha y Javi ¡Enhorabuena pareja!

Quiero dar una mención especial para: Mer feito, Paqui, Yennis, Lauribel, Loli, Isabel, María Jesús. Mil gracias por haber puesto vuestro granito de arena.

Deciros que tengo una grata sorpresa. Sí, he querido poner voz al final de la historia y lo he hecho de la mano de dos personas maravillosas: Nati Regás y Maite Bilbao. Millones de gracias, por haber querido colaborar y hacerme este regalo. Cambia absolutamente todo el enfoque de la historia. Personalmente, me he emocionado mucho al escuchar de viva voz los finales de una historia propia. Es una sensación que no se puede explicar. Por este motivo quiero compartirlo con todos vosotros.

Nati tiene un canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UC4kbmSRIho5pyZxAHKUdk9A. si os gusta, os animo a que la sigais.

DESENLACE SALA Nº3

VIDEO DEL DESENLACE

Ya había pasado un mes y en casa no se daban por  vencidos. Javi iba todos los días a la comisaría, para que le dieran una explicación convincente del motivo  del cierre del caso de su mujer. Sin embargo, le decían lo mismo: Javi, el caso está cerrado. No vas a conseguir nada. En cuanto sepamos algo, te lo haremos saber. Intenta descansar.

Nisido apenas podía dormir. Sus noches eran largas sin su madre y buscaba sin parar en grupos de Internet casos parecidos. Necesitaba respuestas, pero no llegaban. Contactó con diez asociaciones a nivel nacional y le fueron de mucha ayuda. La enseñaron a detectar los ataques de ansiedad y trabajar con la respiración, para que se relajara cuando  fuera necesario.

Apenas salía de su habitación y se negaba a comer. No era consciente del gran problema que le estaba causando a su padre, tanto que Javi decidió hablar con Esther para que les hiciera el favor de irse a vivir con ellos una temporada. Se sentía sin fuerzas e incapaz de manejar a su hija y más en la situación en la que se encontraban. Había perdido a su mujer y no estaba dispuesto a que le pasara lo mismo con Nisido.

Esther aceptó la propuesta de Javi y se instaló en su casa. La función principal era estar con Nisido, apoyarla, entenderla; pero sobre todo que se alimentara.

Tres meses habían pasado ya desde la desaparición de Sochu y sin noticias de ella. Todos los viernes en su casa, los agentes Bilbao y Calleja, se juntaban y se contaban  entre los cinco, pero siempre llegaban al punto de partida. Ni una sola pista, nada para abrir caminos a oportunidades de búsqueda. En cambio, eso no hacía que desistieran, al revés, volvían a empezar con la misma fuerza que hace tres meses.

Esther, con todo el jaleo, se olvidó de comentar que había una caja en su armario, sin embargo, en ella no había logrado ver nada distinto.

—¿Perdón? —dijo Javi.

—Lo siento. Con todo el alboroto se me pasó comentaros. Justo el día que llamé a los agentes para decirles de que existía una caja, me dieron la noticia del cierre del caso y me derrumbé. Después, ni me acordé hasta este instante.—Cabizbaja se puso a llorar.

—Vale. ¿Podemos ir a ese armario?—miró fijamente a Javi, el agente Calleja.

Con un simple cabeceo, salieron disparados hacia la habitación del matrimonio. Javi era consciente que ahora iban a ver cosas muy personales de Sochu, pero podría ser la respuesta a todas sus preguntas.

Los cinco miraban el armario vacío y efectivamente, no había nada diferente o que les diera alguna pista. Desolados se tumbaron en el suelo. Al dejarse caer, Nisido escuchó que una tablilla hacía un ruido extraño. Se cruzaron las miradas y los cinco, de un salto, estaban de pie mirando el suelo.

La agente Bilbao fue la que tomó la iniciativa y tras separar al resto del lugar, se dispuso a palpar con sigilo.

—¡Bingo! Hemos dado con el lugar.

Sin más dilación, quitó una tablilla tras otra hasta dejar un hueco de 35 cm de ancho y 26 cm de alto.

Inquietos y con ganas de descubrir la verdad, Javi se agachó frente a la agente Bilbao y fue él, el que cogió lo que había dentro: la caja.

Latía tan fuerte su corazón que todos pudieron escuchar sus latidos, en cambio, nadie preguntó. Esther y los agentes se bajaron al salón y les dejaron solos; era el momento de padre e hija.

Nisido se puso a llorar al recordar la caja; se la regaló a su madre hace dos para su cumpleaños. Ahora entendía porque no volvió a verla…

Antes de abrirla, se miraron fijamente a los ojos y con lágrimas asomando por miedo e incertidumbre, se enfrentaron a lo que llevaban esperando meses.

Lo primero que vieron fue un sobre con el nombre de ambos. Javi lo abrió y sin apenas con voz, se dispuso a leer:

Os estaréis preguntando ¿Por qué así, verdad? Tampoco puedo desvelaros mucho. He  hecho algo de lo que me siento muy avergonzada, pero por miedo a que tomen represalias contra vosotros, he decidido desaparecer. Será imposible localizarme, ya que me he visto obligada a cambiar de país y de identidad.

Espero que el tiempo me devuelva lo que acabo de perder, pero era la única salida que tenía.

Os dejo una llave. Pertenece a la caja fuerte Nº3 del banco en el que he trabajado hasta ahora. En él, tenéis un millón de euros. Creo que con esa cantidad tendréis suficiente para vivir el resto de vuestras vidas.

Si algún día me libero de esto, os buscaré. Cuidaos mutuamente y no olvidéis que os quiero.

DÍA DEL CINE EN LA SALA Nº3

Todo se estaba desarrollando según lo previsto. La pareja entraba a la sala a la hora indicada. Ella se sentó a la izquierda de él. El resto de los asientos ya habían sido comprados por el equipo, así se aseguraría de poder cumplir con el plan establecido.

En el minuto 23 de la película, a través del conducto del aire acondicionado, expulsaron un gas que dejó a toda la sala absolutamente dormidos.

Sochu, con muchísimo cuidado y sin hacer movimientos raros, se introdujo unos tapones de natación en los orificios de las fosas nasales. Una vez dormidos y con su máscara especial que le habían dejado debajo de su asiento, abandonó la sala.

Con dirección a la T1 del aeropuerto de Adolfo Suarez Baraja Madrid, Se dirigía algo nerviosa. Durante el trayecto, fue recordando los mejores momentos con su marido: el noviazgo, sus viajes, la boda, el nacimiento de Nisido y todo lo vivido juntos hasta ahora. Llegó el momento de despedirse de esa vida. Según pisara el aeropuerto, dejaría de ser Maria Jesús Galindo, para pasar a ser: Ambra Maso. Ahora sería una empresaria muy importante de la ciudad de Padova, Italia.

Ya en la sala de espera VIP, fue llamada por una azafata  de tierra, para llevarla al avión privado que habían alquilado con destino al aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales, Honduras.

Estaba a horas de empezar la vida tan ansiada y soñada desde hace años. Y hasta no llegar a destino, no comenzaría a celebrarlo.

Nada más entrar al avión privado, allí la estaba esperando él: el motivo de dar carpetazo a su vida anterior. Se enamoró de un alto cargo del pentágono que conoció en una convención en Washington y este a su vez, fue el que ideó su salida de España. Ambos muy enamorados, decidieron rehacer sus vidas juntos. Con chantajes a gente muy importante de todos los ámbitos del mundo, hicieron la mayor fortuna jamás imaginada. Y ahora, era el momento de retirarse y ser felices.

Mientras que su familia llora la pérdida de Sochu,  Ambra vive rodeada de lujos, fiestas, poder, lujuria…

¡Carpe Diem!

Gilda FLawan

FINAL DE ARANCHA Y JAVI

Si queréis escuharlo, pinchad en: AUDIO

María Jesús Galindo es una espía de La Naicho (Oficina de inteligencia e investigación de Japón), de ahí su apelativo de Sochu.
Sochu, nacida en Japón, tiene un hermano secreto llamado Kaito perteneciente también a esta agencia, y que al igual que Sochu, se encuentra ahora en peligro.
Ni Esther, ni Nisido, ni siquiera Javi, conocen nada sobre la doble vida de Sochu, ni de la existencia de su hermano.
El motivo por el que la policia cierra el caso, se debe a que las riendas de todo este asunto las tiene ahora el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) ya que tanto Sochu como Kaito disponen de unos documentos de vital importancia para la estabilidad politica del gobierno americano.
Se sospecha que lo ocurrido en el cine fue una estrategia de la CIA (Agencia Americana) para secuestrar a Sochu.
Actualmente y en secreto, el CNI ha establecido una via de comunicación con la CIA para poder salvaguardar la vida de Sochu.
Mientras, Esther continua con la búsqueda de la misteriosa caja que ocultaba su amiga.

25 comentarios en “Sala Nº3 «Desenlace»”

  1. Sorprendente….
    Y porque se cerró el caso?
    También pagando??
    Por mucho que esté enamorada, así no se hacen las cosas…
    No me gusta esta mujer….

    1. 🤣🤣🤣🤣 así son las cosas. Hay gente que decide dar un cambio a su vida, aún destrozando la vida de otros, mientras que otros, siguen viviendo a pesar de no ser felices. Gracias. Un beso.

  2. Esta vez te has superado, y ni te imaginas cómo me gusta ese final idílico que me has preparado: forrada, con mi amor y, al parecer, viviendo al límite en toda la extensión de la expresión.
    Sobre el final propuesto por Arancha y Javi, me encanta. Japonesa, una cultura que admiro, y nada menos que un espía con lo que implica ese oficio tan estimulante. Mis más sinceros agradecimientos a la autora, Gilda Flawan; y también a Arancha y Javi por mantenerme con vida. Saludos. María Jesús (Sochu).

  3. Ohhh sabía que tu final iba a ser inesperado… pero porqué no ser mas sincera y afrontar lasnxosasnxon más dignidad??? Ayyy con Ambrita!!!

  4. Vaya pedazo de final !!! Vaya giro. Me esperaba cualquier cosa pero te admiro por la cabeza que tienes. Es flipante como hilas las historias, como nos mantienes pegados a la historia y como pegas golpes de efecto cuando menos te lo esperas. He leído libros catalogados como premios que ya podían aprender de ese coco que tienes. Sencillamente brillante.

  5. Otro final inesperado, muy de tu estilo, y ¡sin morir nadie!
    Toda la historia engancha. El final alternativo también es muy bueno.
    ¡Enhorabuena!

  6. Esther Fernández

    Sorprendente final, Gilda, la verdad es que no me esperaba este desenlace, pero me ha gustado mucho. Es un buen relato, se te da bien mantener la intriga, con qué nos sorprenderás en el próximo?
    Muchas gracias por todo, por tu relato y por incluirme en la trama, me ha gustado mi personaje. Un beso, Gilda.

    1. Jajajaja, muy bueno!!
      dejémoslo en ficción pero….muchas veces la realidad supera la ficción.
      Venga Gilda, a por el siguiente 👏
      Gracias

  7. Un millón de euros para arreglar las cosas? No se ha portado nada bien esta personaja con su familia, pero dejemos volar los sentimientos de cada cual, amor dinero, poder.. Hay que ponerle emociones a la vida. Me ha gustado😁❤️

  8. He leído las tres partes del relato del tirón y tengo que reconocer que la primera parte me enganchó, la segunda empezó a desinflarme y la tercera no me resulta creíble. Sí, ya sé que la vida te sorprende y las propias reacciones también, que hay personas que pierden la cabeza cuando se enamoran tan perdidamente, que pueden llegar a defender su felicidad por encima de todo y todos, pero siendo madre no puedo entender que abandones a una hija, así sin más, no me gusta la crueldad que ha demostrado la protagonista con la que hasta entonces era su familia. Hay otras formas de hacer las cosas.
    Gracias por el relato Gilda, la lectura que te hace pensar y opinar sobre su contenido siempre es interesante.
    Un besazo!

    1. Muchas gracias, Ana. Así es, no todos los finales tienen que ser de Rosas. Seguro que habrá muchas Sochus en la vida, pero cada cuál que haga lo que quiera con su vida. 😉

      A mí también me gusta que un relato pueda ser comentado y genere pensamientos y sentimientos, aunque sean malos.

      Gracias por comentar. Un beso.

  9. No habia tenido tiempo de leerlo y me parece muy buen final. A veces tienes que empezar una nueva vida y se no dejas un mal sabor de boca a los que dejas atras mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete al boletín

Recibirás un email por semana

Con las cosas de Gilda