El ángel de mi vida. Publicación en el libro, «El Club de los relatores»

Son las cinco de la tarde. Hora en que los niños vienen al parque y se ponen a jugar. Me encanta escuchar sus vocecitas tan alegres. El timbre de sus voces  aún sin definir y diciendo las tonterías de su edad. Si supieran los palos que la vida tienen que darles…, pero simplemente quieren jugar y divertirse.

Se oye como un coche se acerca. Es el padre de Carlos que viene de trabajar. Debe de ser su momento especial del día como padre e hijo. ¡Qué envidia!  Los padres deben de estar separados, porque está siempre unos treinta minutos y luego se va. Además, cuando su padre ya no está, el tono de voz de Carlos cambia: es más baja y algo tristona.

Escuchar a mis nuevos amigos, es lo que hace que lleve mejor este encierro. Gracias a ellos he agudizado mucho mi sentido del oído y estoy dando buenos resultados.

Lo que peor llevo, es cuando la enfermera me trae el bastón blanco. La verdad que no entenderé nunca, porque le han puesto ese nombre.

La semana que viene me dan el alta. Eso acaba de decir mi enfermera. No me hace ilusión, es más, no quiero irme. No quiero empezar a escuchar ruidos nuevos.

No volveré a escuchar la voz de mi hijo. Tampoco su risa cuando se cree, que me hace burla. No volveré a escuchar cómo me llama papá  y sabéis ¿Por qué? Porque la última vez que le vi, iba en su asiento del coche. Él gritó y yo me giré sin acordarme que iba conduciendo.

Esa imagen, sí, esa carita, será la que nunca borre de mi memoria. Porque para él, nunca seré ciego. Él, será el Ángel, que me guíe en este nuevo mundo.

Leer  Verano del 80.


Gilda FLawan

36 comentarios en “El ángel de mi vida. Publicación en el libro, «El Club de los relatores»”

  1. Un relato muy realista, encogedor y sentimental. Sentimiento de haber perdido a alguien querido. Una imagen que se va a repetir en bucle, reviviendo ese momento como si fuera el ahora todos los días.

  2. Un relato del día a día de cualquiera de nosotros.
    Una realidad que debe hacernos reflexionar.
    Gracias por el escrito, me ha hecho recordar parte de mí historia.
    Gracias de nuevo, me encanta!!!

  3. Me ha llegado… Me encantan las historias que son capaces de atraparte. Te atrapan, y pones en funcionamiento tu imaginación, y de repente, la historia era otra, mucho más sorprendente, inesperada y profunda. Gracias Gilda. Así, da gusto leer💓.

    1. Jolin este lo acabo de leer!disculpa que voy con retraso!
      Qué bonito escribes!me encanta!
      Y este relato da que pensar …
      Gracias!un beso enorme corazón!

  4. Triste y real, creo que es lo peor que le puede pasar a una persona, perder a un hijo no es ley de vida.
    Hoy estamos y mañana ya veremos
    (o no), vive al día y procura ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete al boletín

Recibirás un email por semana

Con las cosas de Gilda